31 dic. 2012

Te vi




Esta entrada es inspirada por un documental "Last train home".Aqui les dejo el trailer del documental.

Algunas veces la belleza de las cosas solo se puede apreciar cuando está lejos de nosotros. Algunas veces el esfuerzo que hacemos para acercarnos a ciertas cosas es la pura y mas grata belleza de todas. No existe otra travesía mas larga y lenta como la de viajar a un estado de felicidad y regocijo en las simplezas de la vida. Tan agresivo puede ser el mar y sus olas con los están en un bote pequeño lleno de colores y esperanza,que bueno que los colares y la esperanza son muy pesados.No existe distancia mas clara como la de dos personas que se sacrifican el uno por el otro. El punto de encuentro, el tiempo de encuentro, hace que esas dos personas vuelvan al ultimo momento vivido con ese alguien. Ese lazo que nos une tan fuerte y raramente nos deja vivir tranquilos. Estas fueron las palabras que le escribí ese día antes de partir.

Cierro mis ojos ante la luz de la computadora y solo imagino tu rostro al leer esas palabras. vuelvo y abro los ojos y veo las letras, parecían un montón de garabatos desenfocados. La nítidas  de mis ojos vuelven después de parpadear unas cuantas veces. me paro de la silla y vuelo a la cama donde estabas. bostezo y una lágrima cae y digo susurrando "estoy predispuesta". Me acomodo en la cama viendo para la ventana. Recuerdo que debo empacar el cepillo de dientes y después me doy cuenta que todavía me quedan una ultima ves cepillarme aquí. El se mueve. Sus manos se posan en mi cadera con perfecta delicadeza. yo me sonrió y me toco el cabello. siento que el se acerca a mi y me dice en los oídos "nunca dejaras de escribir, por eso te amo". Su cuerpo entero se acerca al mio, hasta el punto del rose, Mi espalda entera esta cubierta con su piel. yo digo sin mas que agregar "pensé que dormías ya, es que ya sabes, no puedo dormir".


18 jul. 2012

Aceite viejo

Escribía parte del ensayo en la computadora. Mis ojos solo querían ver los primeros 50 párrafos terminados mientras que mis piernas llenas de picaduras de mosquitos se desesperaban. Las horas pasadas en este ensayo solo era una pequeña muestra de todo lo que podía yo hacer por alguien. ¨Tengo tanto que no escribo¨ fue mi respuesta inicial a esta propuesta que hasta cierto punto me la encontré aburrida. Al escuchar el tema se me abrieron los ojos, algo así era lo que estaba buscando como inspiración para expresar lo que estaba sintiendo.


¨Sabes que me gusta como escribes¨, yo solo me sonrío cada ves que reproduzco esas palabras en mi cerebro. El teléfono suena y me parece ver su nombre, rápidamente lo tomo, saludo y me responden. Me preguntan por Samuel y yo contesto ¨el no esta pero me puedes dejar mensaje a mi¨, la persona cuelga. 


Esa pequeña interrupción a mi pequeño vídeo de su sonrisa encantadora me hace deshacer mi hilo en el ensayo y me veo en la necesidad de complementar mi distracción con un poco de comida. 


Saliendo de la casa me vuelven a llamar y esta ves si es Carlos. El, después de una vaga conversación de como estas y como me la he pasado, me comenta que me gustaría ver para retocar algunos puntos del ensayo. Yo estaba saliendo para el supermercado así que le comente que nos podíamos ver en el café que quedaba cerca. 


Lo puedo ver de lejos, allí estaba, tan lindo, con esos pantalones de tela blancos y su camisa azul marinero que tanto le gusta. Una mujer alta con tacones se le acerca, le dice al en el oído y se sienta con el. Yo no entendía si eran juegos de amor o solo tensión entre ellos pero mi misión era apresurarme a ver quien era esta misteriosa chica. 


Cruzando la calle con las fundas en las manos y solo atenta a lo que podía ver entre los carros me sentí en un parque encerrado con llave. Una bocina me aturde por completo o fue el beso tierno y suave que se dieron? Lo pienso y no lo entiendo. A la mitad de calle, en ese pequeño murito bajo la cabeza y por alguna razón comienzo a pensar en que el me quiere decir. Miles de preguntas llegan a mi cabeza y no las puedo entender bien. 


¨Yanaris!!!!!¨ escucho al otro lado de la calle, levanto la cabeza pero me doy cuenta que es demasiado tarde, que el semáforo cambio a verde y que el Toyota Camry del 2003 no podrá detenerse a tiempo para poder esquivarme y no chocarme para una muerta segura y rápida. 


Lo ultimo que recuerdo son las salsas Prego que compre volando por el aire y cayendo en el cristal del Camry y con la voz de Carlos gritando mi nombre. 

7 abr. 2012

Vaso de Sangre

Tenia tiempo que no escribía en el blog así que aquí les va esta pequeña historia. Espero que les guste.

Se para la canción, busco mi teléfono porque se que eso significa una sola cosa, alguien me llama. Veo su nombre y me asusto, pienso varias veces si contestar o no, contesto. Sus palabras fueron claras y concisas, tres preguntas que con si y no se contestaban me demostraron que ya estaba todo hecho.

La música vuelve y por cosas de la vida suena La vida es una tómbola de Maru Chao mis ojos buscan a las personas que conozco pero mi mente sabe que ya no están. De repente veo a Totoro pasándome por el lado y me doy cuenta que todo es un sueño. Me voy cayendo en el piso, como si me derritiera, como si las cosas lindas de las historias nunca han existido. 

Me despierto de forma repentina y Josue esta a mi lado, durmiendo como un niño bueno. Miro a mi alrededor y veo mi habitación, al perro en la alfombra y la puerta abierta, como le gusta dejarla a Josue. Me levanto de la cama, doy par de vueltas en la habitación y salgo con paso acelerado. Paso por el pasillo repleto de ojos que me miraban y de bocas besándose. Llego a la cocina, abro la nevera y veo un vaso de sangre, frío y quieto. Me hecho para atrás sorprendida por lo que veía. Me puse las manos en la boca y la tapo con ellas, mis ojos se abren y mi cuello se voltea donde esta el cuchillo. Mis manos agarran el cuchillo, de esa forma como los asesinos en las películas lo hacen. 

Me sentía con tanto poder, miraba el cuchillo, lo admiraba y me reía sadicamente, solo me imagino como me veía, toda sexy, riéndome como una mala. Subí la vista y solo veía vasos llenos de sangre. Entonces entendí lo que debía hacer. Volví a la habitación, me puse mi vestido negro y comencé a apuñalar a Josue. 

Al segundo que deje de matarlo suena mi teléfono con la canción de Cafe Tacuba Quiero ver, voy caminando hasta donde el y me llama Josue. Contesto el teléfono y el me dice amor, quieres pizza o comida china. Yo solo le digo pizza. 

11 oct. 2011

Su camisa Purpura

Tenia en la cabeza ¨Always something there¨ de Naked Eyes mientras caminaba por la calle. El cuerpo se sentía liviano. Mi total distracción de detuvo a escuchar el motor de un carro detrás de mi. Volteo la cara y veo su carro verde casi negro que viene bien lento donde mi. El carro se detiene y el baja. Su camisa purpura brillaba mas que nunca y sus lentes de sol se veían mas lindos que la ultima ves.

Un flashback llega a mi mente. Estábamos en el parque hablando de lo lindo que seria volver a estar juntos, diciéndonos los pro y los contra. Hablando bajito. Sin prestarle atención a la gente que pasaba y solo viéndonos. Tan lindo y hermoso que fue ese momento. Hasta que se paro y me dijo que era una estupidez lo que hablamos, que lo nuestro es mejor como amigos.

Volví a la realidad y ya el se encontraba abrazándome y dándome esos besos en el cuello que te acuerdan que el estuvo allí y que por alguna razón le pertenecía. Me sonríe y me pregunta ¨Como estas?? no me acordaba que me dijiste que estarías por aquí.¨ Yo me quede como una tonta solo viéndolo y tratándome de acordar de por que lo deje ir así de fácil. Por dentro me decía ¨Carajo, pero es que el esta tan bueno¨. Pero conteste ¨La política es la cosa mas chillona que puede existir en el planeta¨ me reí como el que no quiere la cosa. El, se rió a carcajadas y me dice ¨vamos a comer algo, si??¨.

Mi cerebro en esos momentos solo podía procesar que los niños del áfrica mueren de hambre. Mi cerebro podía procesar hasta que el 4%  es una causa y el que SIDA tiene cura, pero eso NO. El me invitaba a mi a comer. Pensé por un momento en decirle un SIIIIIIIIII, pero de mi boca salio un ¨NO¨. Así mismo, NO, así NO.

El se quita los lentes y dice ¨segura??¨. En ese preciso momento me acuerdo de cuando lo encontré besándose con mi hermana, o la ves que lo vi en una foto agarrándole las nalgas a su profesora de ingles y después me llego cuando me mando un mensaje diciéndome que me encontraba en un motel a las 3 PM y al final decía Yolanda. Así que lo mire de arriba a bajo y le dije ¨No puedo cariño, tengo que reunirme con unos clientes¨. El se ríe, me da un beso en la mejilla se monta en su carro y se va.